1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

Hoy sábado 18 de enero de 2014 a las 18:30 hemos conseguido hablar con Angel, uno de los tripulantes del Buccaneer en el Gran Prix del Atlántico.

Angel nos ha contado el relato de lo sucedido.

Rescate del Buccaneer por el Costa Deliziosa

A las 22:30 del domingo 12 de enero, navegando a 10-12 nudos sintieron de pronto un fuerte golpe. Como resultado se dobló el eje de la hélice produciendo una gran vía de agua por la bocina, agravando el destrozo el giro del eje producido por la velocidad de barco.  La hélice va desembragada del motor, pero la velocidad del barco la hace girar con mucha fuerza.

Consiguieron a duras penas controlar la entrada de agua achicando con las bombas. Pusieron rumbo a Cabo Verde para reparar la avería pero finalmente la instalación eléctrica acabó fallando. A partir de ese momento tuvieron que achicar a mano.

Entonces, pidieron socorro a través del canal 16 de la VHF sin recibir contestación de ningún barco y a través de los 2 teléfonos Iridium que llevaban y mediante la radiobaliza EPIRB.
El dispositivo de rescate se activó el martes 14 por la mañana, a las 05:47 se activó la radiobaliza. El capitán de la embarcación, Gerardo Sigler, solicitó auxilio al centro de seguimiento de la regata. Inmediatamente, el centro de Salvamento Marítimo de Madrid coordinó la operación, en la que participaron la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo española (Sasemar), así como efectivos del Centro de Búsqueda y Rescate Marítimo de Ponta Delgada (Portugal) y un avión de la patrulla marítima de la Fuerza Aérea lusa.

La entrada de agua era incontrolable y pasaron unas 12 agotadoras horas achicando manualmente, 6 personas llenado los cubos con botellas de agua partidas, pues los cubos no cabían por la sentina para recoger el agua, otro tripulante en la escalera  vaciando estos cubos y el octavo tripulante al timón. Con el agua se provocó una avería general del sistema eléctrico y ya no funcionaba ni el piloto automático, ni la electrónica ni ningún aparato eléctrico.

Para su rescate, primero les dijeron que se encargaría de recogerlos un carguero chino, pero después de varias horas les dijeron que no irían, lo que les bajó mucho la moral y les hizo pasar un mal rato. Luego les informaron que se dirigía hacia ellos el Costa Deliziosa de la compañía italiana Costa Cruceros que tuvo que apartarse 170 millas de su ruta y que finalmente rescató a la tripulación del Buccaneer, todos sanos y a salvo.

No tenían más opción que dejar el Buccaneer a la deriva. Calculaban que tardaría en hundirse de 4 a 6 horas.

Zenón, otro de los tripulantes, ha dicho estar «cansado» pero «bien», y recordó lo duros que fueron los momentos hasta que fueron auxiliados: «Estuvimos mucho tiempo achicando agua por todos los medios. Fueron muchas horas sin descansar y perdí la noción del tiempo», comentó.

Hoy, sábado 18 de enero por la tarde, los tripulantes ya se encuentran en Santa Lucía después de cruzar el Atlántico en el Costa Deliziosa relajándose después del stress, el agotamiento y la tensión sufrida. Nos cuentan que en algunos momentos pasaron bastante miedo.

Así era el velero Buccaneer

Rescate Buccaneer 4.jpgRescate Buccaneer 3.jpgRescate Buccaneer 1.jpgRescatador Costa Deliziosa.jpgRescate Buccaneer 2.jpg

­¿Tienes preguntas? Llámanos al (+34) 722 732 224
­Escríbenos mediante nuestro formulario de contacto
­Envíanos un mail a: sail4singles@gmail.com
 
 
 

Síguenos en las Redes Sociales. Para conocer las últimas novedades y noticias sobre tus viajes, la manera más eficaz y rápida de enterarte es por uno de estos medios. También te enterarás de las novedades y los nuevos viajes antes que nadie.