4.8571428571429 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.86 (7 Votes)

Mi experencia en la regata la Ruta de la Sal

Una de nuestras tripulantes nos cuenta su experiencia en la regata

Tripulación Femenina Regata Ruta de la sal

Estas pascuas (Semana Santa de 2016) he decidido hacer un  viaje con Sail For Singles. Quería pasar unas vacaciones diferentes y también conocer gente nueva. Busqué por internet  y los encontré. Me gustaría mucho contaros mi experiencia y cómo ha sido mi viaje.
Pues bien, esto se trata de un regata de barcos, aproximadamente unos 100 veleros, llamada La Ruta de la Sal. Esta regata se hace todos los años, y el destino siempre es el mismo, San Antonio en Ibiza. Es una ruta de unas 30 horas aproximadamente. Es una regata larga puesto que se bordea primero Formentera.  
Unos cuantos embarcamos en Valencia el día de antes del comienzo de la regata. Serían las nueve de la mañana aproximandamente. Algunos se ha´bían embarcado el día antes, martes y durmieron ya en los barcos. Los patrones se presentaron , y nos explicaron un poco por encima en lo que consistía esta travesía, nos preguntaron quién tenía experiencia en la navegación, quién no, etc.
Fuimos a comprar toda la comida y a continuación zarpamos rumbo Dénia alrededor de las diez y media. En Dénia nos debíamos reunir con el resto de gente que embarcaba desde allí ya que la regata oficialmente empezaba allí el día siguiente jueves.
La verdad es que yo no había navegado nunca y me parecía emocionante todo aquello, la idea de poder subirme a un barco , navegar durante horas, conocer  gente, las vistas que te puede llegar a mostrar el mar, que son impresionantes , un simple amanecer, mirar las estrellas, contemplar cómo juegan los delfines, etc., son cosas que quería experimentar hace tiempo, y no lo pensé dos veces .

Chicas de regata en Semana SantaLa travesía de Valencia a Dénia fue cortita y además tuvimos la suerte de que nos hizo buen tiempo, así que fue muy relajante. Ah, y debo decir que la comida sabe mucho mejor en el barco! Hasta un simple bocadillo me estaba buenísimo.
Al atardecer desembarcamos en Dénia, y pude ver como el sol se iba escondiendo poco a poco. Todavía me acuerdo de esa imagen, en el puerto de Dénia, nosotros apunto de desembarcar, con el cielo repleto de nubes color rojizo y el sol apunto de desaparecer. ¡Qué bonito por favor!

Al llegar a puerto poco a poco fueron acudiendo el resto de tripulantes que faltaban. En total eramos cuatro barcos, a los cuales les correspondían unas 8 personas por barco. Uno de los cuatro era un barco con tripulación femenina únicamente, que fue en el que yo embarqué.

En Dénia nos ofrecieron cena para todos en la carpa náutica y luego nos fuímos todos al chiringuito del náutico que se encontraban justo al lado de la carpa donde estuvimos cenando. Tomamos unas cervezas y estuvimos hablando un poco de todo, conociéndonos un poquito más todos, ya que había gente que había llegado esa misma tarde. Dieron un mini concierto de música flamenca y la verdad que yo lo pasé genial, me reí muchísimo, conocí gente súper divertida y estuve muy entretenida, además al estar la música de fondo creaba un ambiente cálido...

Al día siguiente al fin embarcamos rumbo Ibiza alrededor de las doce. Yo iba en un barco donde éramos todo chicas.  Ah! Y al fín vimos delfines, ¡y qué bonitos y qué lindos!, y cómo jugaban entre ellos...
plazas veleros regata ruta de la salDurante esa misma mañana se podían ver más veleros navegando claramente, además tuvimos la suerte de que tuvimos muy buen tiempo, hacía sol y el mar no estaba muy rebelde, así que la travesía fue tranquila. Por la noche, ya no se podían apreciar los demás veleros y parecía que estuviéramos solas. Fue una imagen preciosa el ver aquel cielo iluminado de estrellas. Me tumbé en uno de los asientos de la bañera y contemplé el cielo , además había una luna llena preciosísima color naranja. ¡Qué paisaje más bonito! Hacía algo más de frío claramente, pero nada que unas cuantas capas de ropa no pudieran arreglar. En cuanto al clima he de decir que creía que iba a tener muchísimo más frío, y luego me sobró un montonazo de ropa por ponerme. He de  admitir que el tiempo fue bastante favorable, incluso de madrugada, así que yo encantada!

Llegamos al puerto de San Antonio en Ibiza sobre las seis de la tarde del día siguiente, viernes. Durante la travesía conocí más a mi equipo de chicas y la sensación fue más que buena, de verdad, debo de deciros que me tocó una tripulación estupenda.

Por la noche nos juntamos todo el mundo en la carpa que se había instalado en el Club Náutico de San Antonio, allí había música en directo y bailamos todos mogollón, nos divertimos muchísimo, yo estuve toda la noche riéndome, además conocí al resto de tripulaciones y había cada persona!!!! Luego decidimos irnos unos cuantos a la ciudad de Ibiza a continuar la noche, donde estaban todos los baretos y pubs y entramos en un lugar que nos habían recomendado, precioso, donde una banda cantaba en directo. El bareto se denomina Café Teatro Peréira. El sitio nos encantó, tenía un parentesco a los bares irlandeses, con un decorado muy acogedor con acabados en madera, una iluminación tenue, y el uso de maderas oscuras en muebles y con las paredes rústicas de ladrillo. Puedo decir que ese bareto fue de las cosas que más me gustó durante mi instancia en Ibiza. Además la gente era súper educada, súper agradable. Luego unos cuantos seguimos la marcha en la discoteca Pacha, que por cierto, es una pasada, y además la entrada era gratuita ya que la discoteca invitaba a todos los regatistas de la ruta. Fue una noche increíble y única!!!!
regata ruta de la sal 2016Al día siguiente, el sábado por la mañana alquilamos una furgoneta y fuimos a ver un mercadito hippy muy conocido allí en Ibiza, Las Dalias. ¡Aquello era enorme! No tenía fin, pero a ver cual de todos los puestecitos era más bonito. Casi todos los vendedores eran gente de otros países y diferentes culturas. La mayor parte del mercadito eran objetos fabricados por el propio vendedor y eso es  lo que lo hacía único. ¡Habían cosas muy originales! Lo recomiendo al cien por cien, os gustaría muchísimo para quien no haya tenido el placer de estar allí.
Comimos en un restaurante donde probé por primera vez el “bullit de peix”. Se trata de un guiso ibicenco de pescados de roca, que está delicioso. Es un plato de pescadores, que se sirve con un arroz hervido con el caldo que se obtiene, y luego sirven un segundo plato con el pescado y las patatas. Para todos nosotros los dos platos estuvieron deliciosos, pero a mi personalmente, el pescado y la patata me fascinó. No todos los días puedes degustar un pescado así. Además , el restaurante estaba cerquita de una cala y las vistas eran increíbles. La comida estuvo genial , nos reímos muchísimo con las anécdotas que contábamos. Por la noche tuvo lugar la entrega de premios  y a continuación fuimos a cenar al náutico. Luego por la noche había fiesta en la carpa y bailamos durante toda la noche, nos hicimos muchísimas fotos, bailamos todos con todos. Una gran noche, pero sobretodo un gran día , fue un día muy completo. Todavía recuerdo las imágenes que íbamos viendo durante el trayecto en el coche, las imágenes de los paisajes verdes, mucha forestación, casitas preciosas...
Al día siguiente, domingo por la mañana embarcamos rumbo Valencia.

Personalmente, este viaje ha signifacado algo muy especial para mi, primero porque yo era la primera vez que tenía el placer de visitar Ibiza y si digo que me pareció una isla preciosa me quedaría corta, segundo, por toda la gente que conocí, gente estupenda, pero sobre todo, buenas personas, con un buen corazón. Puedo decir que me he llevado muy buenos amigos y amigas. Gente que me ha causado buenas vibraciones y muy buena energía. Tercero, la travesía en barco, de verdad que es una experiencia muy chula, como ya he dicho, es algo diferente. La sensación de ir flotando sobre el mar es maravillosa, ver los delfines como juegan en proa, saltan y se cruzan entre ellos, el amanecer es precioso y la noche es mágica, lo único que hay que abrigarse un poco. Este viaje lo he considerado confortador, apasionante, estremecedor, inquietante, en fin,  sorprendente.

Pienso repetir este verano!!! Lo tengo clarísimo, espero tener la misma suerte que he tenido y coincidir con gente de estas características. Qué bien lo he pasado y qué bien se han comportado conmigo. Doy las gracias a Sail for Singles por su gran trabajo. Sois geniales chicos!!

Click en este enlace para participar este año en la regata La Ruta de la Sal

­¿Tienes preguntas? Llámanos al (+34) 722 732 224
­Escríbenos mediante nuestro formulario de contacto
­Envíanos un mail a: sail4singles@gmail.com
 
 
 

Síguenos en las Redes Sociales. Para conocer las últimas novedades y noticias sobre tus viajes, la manera más eficaz y rápida de enterarte es por uno de estos medios. También te enterarás de las novedades y los nuevos viajes antes que nadie.